“52 semanas, 52 fotos” es una idea, un proyecto, una locura, llámalo como quieras, que evidentemente no ha surgido de mi (que no doy para tanto, jejeje), sino que la he tomado prestada de gente que, como a mi, le gusta la fotografía y no quiere dejar su cámara (en mi caso ni eso, ya que yo uso la que le regalé a mi mujer) olvidada en un armario, a la vez que quiere seguir aprendiendo y mejorando.Podría haber empezado otro tipo de proyectos: una foto al día (tampoco hay que pasarse), gente que me rodea (alguno no querría salir en las fotos y en seguida me quedaría sin gente), mis alrededores, etc., en fin, que podría haber optado por otro tipo de iniciativas, pero esta es la que me ha parecido más asequible y atrayente, a la vez puede englobar algunas de las otras opciones.En definitiva, esta es mi proposición: una foto a la semana, una foto distinta, una foto diferente, una foto nueva, una foto más, pero sin ser una más por el hecho de tener que hacerla porque sí; intentaré que sea una foto más que diga, que exprese, que represente.

Y, ni que decir tiene que, vuestra ayuda y colaboración siempre será bienvenida y agradecida, porque aunque las fotos las dispara un único dedo, las fotos pueden ser de (o para) varias personas a la vez, pueden pertenecer a varias personas a la vez. Ideas, compañía, ayuda, modelos, ánimos, críticas constructivas (¿destructivas también?, pues si) para plantear la foto de manera distinta, cualquier cosa que se os ocurra, cualquier petición que tengáis será bienvenida y tenida en cuenta, aunque, ya os lo advierto, no todo será posible de llevar a cabo, y menos sabiendo cómo es mi capacidad fotográfica actual, pero os prometo que me lo plantearé e intentaré hacer.

Empecemos, bueno, en breve, que la foto de esta semana todavía la tengo que seleccionar.

Anuncios