Parecía fácil, cuando allá por octubre del año pasado me propuse embarcarme en esta locura, digo aventura. Con esta foto, llego al ecuador de mi propuesta. Medio año ya haciendo fotos regularmente: para alimentar este blog, para vuestro deleite (o al menos eso espero), para poder mejorar poquito a poquito, para saciar mi afición.

¡Bah, una foto a la semana está tirado! Cuán ingenuo era. Los que me seguís habitualmente, leyendo mis parrafadas, conocéis cómo se han parido cada una de las fotografías semanales: unas han costado poco, otras han surgido inesperadamente, …, otras han aparecido casi de milagro. Hace pocas semanas pasé por un pequeño bache el cual de momento parece superado, puesto que aquí sigo y con ganas de continuar y llegar hasta la meta.

A raíz de la fotografía de hace un par de semanas, sí, esa del muro blanco que hice con el móvil y, tras el comentario escrito por Marcos, se me ocurrió que podía aprovechar las obras de arte que hay desperdigadas por Alcobendas, para buscar motivos que fotografiar.

En esta ocasión se trata de la obra “Braga Circle” de Richard Long.

Cuando hice el curso de fotografía en la UPA, una de las primeras tardes de prácticas fuimos hasta el Parque de Andalucía, donde se encuentra esta obra. Allí estuvimos haciendo fotos a todo lo que pasaba por delante de nuestro visor. Hacía poco que había visto en un vídeo cómo conseguir un enfoque selectivo y, estas piedras fueron un buen sparring. Una de las imágenes resultantes la subí, al poco tiempo, a mi galería en Flickr. Pero conforme vas aprendiendo, vas viendo que las fotografías inciales, que tanto te habían gustado, no eran tan buenas como pensabas: unas por desenfocadas, otras por una mala composición, otras por no haber tenido en cuenta el segundo plano, etc.

En el caso de esta foto en cuestión, el error, entre otros muchos lo tenía claro. En la fotografía inicial, no me había fijado en el fondo de la imagen, el cual estaba formado por unos edificios de viviendas. Era cuestión de volver al lugar de los hechos y ponerse en el lado opuesto.

No obstante, al llegar me di cuenta de cómo se degradan las cosas cuando no se cuidan como es debido. Lo que el año anterior era conjunto de bloques de piedra roja clavado en la tierra formando un círculo, se había convertido en unas piedras que empezaban a ser devoradas por las malas hierbas. Soy consciente de que el mantenimiento de esta obra no debe ser fácil, pero creo que la crisis está haciendo mella en su conservación.

Aún así, no desestimé la idea inicial y, sin dudarlo ni un segundo me puse a ras de suelo, totalmente tumbado, para empezar mi sesión. De ella obtuve unas cuantas fotografías que no me han disgustado y, junto a ellas, otras pocas que les hice a las ocas que en el lago del parque nadaban, flirteaban, defendían su territorio o su pareja, se acicalaban, …

Si este blog fuera un puerto de montaña, podría decir que he llegado a la cima y ahora sólo me queda bajar hasta la meta. A ver si es verdad y, con la ayuda del buen tiempo, lo que queda sale rodado. Por lo pronto, esta semana estrenaré mi nuevo objetivo, un Sigma 17-70, que va a sustituir al que venía con el kit de la cámara y que tantas satisfacciones me ha dado.

Gracias a todos los que seguís ahí, viendo las fotos, leyendo lo que escribo, ayudándome con vuestras palabras de ánimo y, naturalmente, con vuestras críticas y consejos.

Muchas gracias a todos y hasta la semana que viene.

Título: “La muralla del arte”.

Pd. Edito el post para insertar unas declaraciones del actual concejal de Alcobendas por UPyD, José Caballero, y anterior alcalde de la localidad. “Se puede comprobar que las esculturas siguen intactas, integradas en el medio ambiente y en el entorno de la ciudad.

Totalmente de acuerdo, señor Caballero, las esculturas están tan integradas en el medio ambiente, que en unos meses -si nada ni nadie lo remedia- la flora del lugar las va a ocultar.

Datos EXIF
ISO: 100
Apertura: f/8
Velocidad: 1/60
Distancia focal: 50mm

Anuncios