22:44 del martes 21 de agosto, vuelvo a estar en Collado Mediano y vuelvo a intentar “cazar” un tren nocturno. Esta vez no me arriesgo con la localización elegida, no vaya a ser que vuelva la policía como ya me pasó la otra vez.

Me quedo en el puente y, coloco, como puedo, el trípode, en una posición rocambolesca y nada ortodoxa, pero firme -no sé cómo lo conseguí- que es lo que importa.

Me voy con tiempo suficiente para hacer pruebas, porque a esas horas no se ve nada, puesto que no hay farolas cercanas, así que me posiciono en el punto elegido y configuro la cámara de manera que, con poco tiempo de exposición, consiga ver la composición de la foto. Para ello subo el valor ISO al máximo, haciendo que el tiempo se pueda reducir a un segundo.

Cuando ya tengo decidida la composición de la fotografía, con la distancia focal más adecuada y, tengo colocado el disparador remoto para disparar en modo “Bulb”, me relajo a la espera de la llegada del tren de cercanías que va desde Collado Mediano a Alpedrete, jugando al “Apalabrados” y whatseando con la gente.

Se acerca el tren, empiezo a disparar, cogiendo inicialmente la luz que desprende su pontente faro delantero. Mantengo el disparo mientras el tren pasa por delante de mi, captando los haces de luces blancas naranjas y, finalmente, rojas de sus faros traseros. Un par de segundos después de que el tren salga de plano, finalizo la exposición y visualizo el resultado.

Bueno, a primera vista no está mal, pero ¡ESPERA!, ¿cambié el valor ISO para ponerlo a 100 ó lo dejé como con las pruebas? ¡Mierda! lo he dejado en el valor más alto, seguro que la foto sale con muchísimo ruido. ¡Mierda, mierda, mierda!

Calma, no pasa nada, en 15 minutos pasará un tren de vuelta y, sólo tengo que asegurarme de que la configuración es la correcta. Preparo la cámara, ahora sí que con el valor ISO a 100 y espero.

Llega el tren, ya lo veo a lo lejos, cojo el disparador remoto y, cuando ya está cerca, disparo. Acaba la foto y veo los resultados. ¡Mierda, mierda, mierda! Al venir el tren en el otro sentido, las luces que ha captado la fotografía son más “sosas” y la imagen queda con muy poca gracia.

Me vuelvo a casa desilusionado. ¿Tendré otra oportunidad mañana? Complicado, complicado. Y, efectivamente, al día siguiente no fue posible, ni al siguiente, ni … y así ha acabado la semana 44, con la única fotografía posible de este tren lleno de “ruido” fotográfico.

Me vuelvo a quedar con la espinita clavada de realizar una fotografía de larga exposición a un tren en movimiento. Veo que un día me escaparé yo sólo a Collado Mediano únicamente para hacer esa foto. La pregunta es cuándo.

Muchas gracias a todos y hasta la semana que viene.

Título: “Tren expreso”.

Datos EXIF
ISO: 12800
Apertura: f/11
Velocidad: 18 seg
Distancia focal: 26mm

Anuncios