52 semanas, 52 fotos” es el proyecto que decidí emprender hace algo más de un año.

En sus inicios, iba a ser únicamente un blog en el que iría añadiendo una fotografía semana a semana.

Poco a poco, noté que ese blog se me quedaba corto y, sentí la necesidad de ampliarlo con más apartados, donde poder mostrar más fotografías -galería fotográfica- o, donde poder hacer mención de temas diversos relacionados con la fotografía, no sólo artículos, sino también algún que otro consejo para que, desde mi humilde posición y con mis limitados conocimientos, cualquier persona pudiera hacer fotografías más interesantes o corregir algunos errores típicos.

Incluso, el propio proyecto “52 semanas, 52 fotos” cambió con respecto a lo que inicialmente tenía en mente. Cuando me lo planteé, pensaba acompañar a cada imagen con un texto más técnico, o cuando menos, más enfocado al arte fotográfico. Sin embargo, desde la primera palabra que escribí para aquel post de la semana 1, me di cuenta que, de esa forma, no llegaría a la gente, es más la acabaría excluyendo; y, para más inri ni mis propios dedos se decidían a redactarlo así, las palabras que iban fluyendo de mi mente en poco o en nada tenían que ver con la fotografía como arte, y, por el contrario, sí más con la fotografía que ilustraba la entrada semanal. Sólo espero no haberos aburrido en exceso con mis parrafadas, algunas inspiradas, más atropelladas otras, siempre dentro de mis posibilidades literarias y, sabiendo que las musas no suelen estar de mi parte.

Tras finalizar el año, es momento de hacer un resumen de lo acontecido en este periodo, pero tranquilos, no voy a tirar de soporíferas estadísticas. Me voy a basar más en recuerdos y relecturas.

En aquel post que arrancaba el proyecto, allá por el lejano mes de octubre de 2011, decía lo siguiente: “una foto a la semana, una foto distinta, [,,,] pero sin ser una más por el hecho de tener que hacerla porque sí; intentaré que sea una foto más que diga, que exprese, que represente”.

Quitando una semana allá por el verano, que el servidor estuvo caído y que no pude subir la foto, creo haber cumplido regularmente con mi propósito: semana a semana, foto a foto.

Además, a excepción de la foto de la semana 6, todas fueron hechas dentro de la semana correspondiente. Por esa parte, debo estar orgullos de haber cumplido el objetivo que me había marcado.

Lo que no he podido cumplir tanto ha sido el hecho de que no fuera una foto más hecha porque sí. Es cierto que, algunas semanas, y así lo he expresado en los relatos, me he tenido que obligar para -me he visto forzado a- salir a la calle con la cámara o, en su defecto, tomarla con el móvil, para poder cumplir con mi objetivo/promesa. Aquí, entono el mea culpa y me debo poner un punto negativo bien grande, lo reconozco.

Quizás, tampoco haya podido cumplir con la idea de que cada foto expresara, representara o dijera algo distinto. Para ello, hace falta tener ojo fotográfico, tener sensibilidad, tener práctica, tener muchas cosas que a mi, aún me faltan. Aún así, y aceptando todas las críticas que me habéis hecho, y que espero que me sigáis haciendo, he intentado que todas las fotos tuvieran su significado, más o menos profundo, o que fueran lo más representativas posibles dentro de las circunstancias ilustradas, siempre dentro de mis limitaciones para captar esas realidades que nos rodean.

Dicen que cuando llevas un tiempo haciendo fotos, al revisar aquellas que se hicieron en los comienzos, éstas no le suelen gustar al autor de las mismas, porque, entre otras cosas, ve infinidad de fallos por todos los lados. A mi me sucede. Cierto es que alguna de las primeras imágenes me sigue gustando, ¿será por nostalgia?, pero aún así, en la mayoría veo errores de novato que ahora (quizás) no cometería. No quiero decir con esto que, en estos momentos, todas mis fotografías sean técnicamente impecables, ni muchísimo menos, pero errores que cometía al inicio, ahora los tengo más en mente y, mis movimientos son más mecánicos para poder, o al menos intentar, evitarlos

Antes de cerrar este último post del proyecto, no me quiero olvidar de vosotros. Os decía hace un año que “vuestra ayuda y colaboración siempre será bienvenida y agradecida […]. Ideas, compañía, ayuda, modelos, ánimos, críticas […] serán bienvenidas”.

Habéis estado ahí todas, o casi todas, las semanas. Habéis colaborado conmigo comentando, preguntando, criticando, dando un “Me gusta” en las entradas. Me habéis animado en los momentos bajos -que los ha habido-, me habéis dado ideas nuevas, me habéis apoyado, aunque sólo fuera por la afinidad que nos une y, no tanto por la calidad de las imágenes. En definitiva, habéis estado ahí, al otro lado de la pantalla siguiendo, mirando, leyendo, aguantando.

De algunos de vosotros. me lo esperaba, sabía que estaríais ahí fieles a la cita, más puntuales incluso que yo. En otros casos, me ha sorprendido veros y, leeros, lo cual me ha entusiasmado más aún si cabe. Pero, no todo han sido alegrías, también, me he llevado alguna que otra decepción, por gente a la que he echado en falta y, a la que este proyecto, a veces, parecía sonarle a chino. Habría bastado con una única palabra, pero en algunos casos ni eso. Quizás hayan estado sin manifestarse, ni en la nube ni en persona, pero yo, desde mi ingenuidad, esperaba un poquito más. Lo siento, soy así de sentimental y de apegado.

En cualquier caso, y para no finalizar con un halo de melancolía, para todos vosotros, los que habéis estado y estáis siempre, a veces, o nunca: GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS y mil veces GRACIAS.

Y, ¿ahora qué? Dejo la fotografía, que es muy cara, para dedicarme al aeromodelismo, que es más económico. ¡Ah!, ¿no es más barato? Pues, entonces, seguiré con la fotografía que al menos ya tengo gran parte del equipo comprado.

Entonces, ¿por dónde voy a continuar? Algo tengo y quiero seguir haciendo para que la cámara no quede postergada en el fondo de un armario. Como ya sabéis, tanto en la web como en Facebook os he abierto una encuesta, para que me ayudéis a tomar la decisión y, del total de las respuestas obtenidas entre ambas, saldrá el nuevo proyecto fotográfico. El resultado lo daré a conocer la semana que viene, casi coincidiendo con la inauguración de la nueva web, la cual espero que os guste más que la actual. No sé qué será primero, si la apertura o la decisión final, pero para ambas tendréis que esperar a la semana siguiente.

Muchas gracias y hasta el próximo proyecto.

Título: “Autorretrato”

Datos EXIF
ISO: 400
Apertura: f/4
Velocidad: 1/35
Distancia focal: 70mm

Anuncios