Casi nada más publicar la anterior letra, mi mente ya se puso a maquinar acerca de las posibilidades para la siguiente. Y, lo primero que me vino a la cabeza fue la palabra que se representa en esta fotografía. Posteriormente, llegaron otras ideas a través de Facebook, mail, whatsapp, etc, pero la primera idea no se iba de la cabeza, así que decidí abordarla. Lo tenía claro, sólo era cuestión de encontrar el momento adecuado para hacerla.

El modelo está claro, es mi hijo Hugo. ¿Y el gesto? Es, o intenta ser, un corazón. Ya sé que no es perfecto, pero es un niño de 4 años (aunque no sé si yo lo habría hecho mucho mejor). Me resultó curioso que, cuando le dije si sabía hacer un corazón con las manos, enseguida las juntó para componerlo.

No penséis que la fotografía fue fácil de hacer. Fotografiar niños no es fácil y, en función de las edades, hay que adaptarse a sus necesidades y deseos. No me quedó más remedio que recurrir a las ideas y consejos que había recibido unas semanas antes en un curso para fotografiar niños. Todo lo que la persona que daba el curso nos decía sobre el comportamiento de los pequeños, se cumplía casi a rajatabla: cuando le pedía que posara, se ponía a jugar con cualquier cosa; cuando le pedía que me mirara, volvía la cara hacia otro lado. Por lo tanto, como buen buen alumno, seguí sus consejos al pié de la letra.

¿Qué ha descubierto un niño de estas edades, desde hace relativamente poco, que sabe hacer y le parece increible realizarlo? Saltar. A ellos les parece algo fabuloso y les fascina hacerlo. Así que le pedí que saltara para hacerle fotos mientras lo hacía. Lo siento por los vecinos del piso de abajo, pero resultó muy efectivo. Una tanda de saltos y enseñamos los resultados, otra y enseñamos, otra y otra y …, hasta que llegó el momento en el que me tocó a mi pedir algo a cambio. En ese momento, se convirtió en un gran modelo y, aguantó lo que un niño de esa edad aguanta, pero fue el tiempo necesario para sacar las fotografías justas y precisas para obtener lo que estaba buscando. ¡Prueba superada!

La letra D estará con vosotros la semana que viene, porque el puente de la Constitución ha sido muy productivo y, he conseguido hacer fotografías de motivos muy variopintos, adelantando, de esta manera, un poquito el trabajo. Por eso, en esta ocasión, no os pido ideas para la siguiente letra, sino que os animo a intentar adivinar la palabra que la representará a la letra D.

Muchas gracias a todos y hasta la letra que viene.

Pd. Gracias a Antonio Magán que durante un fin de semana me dejó disfrutar de su Nikon d300, con la que hice, entre muchas otras, esta foto.

Título: “Corazón”

Datos EXIF
ISO: 200
Apertura: f/2,5
Velocidad: 1/125
Distancia focal: 50mm

Anuncios