Hace unos días, mi amigo Carlos me comentó que le estaba picando el gusanillo de la fotografía y se interesó por si era fácil o complicado aprender, por si era un proceso largo o más o menos rápido, etc.

aprendeYo, que ese día tenía la cámara encima, le estuve explicando, a un nivel muy básico los conceptos más importantes de la fotografía (velocidad, diafragma, focal, …), pero creo que se marchó a casa con más lio en la cabeza que cosas claras -debo confesar que yo no soy un buen profesor-. Aproveché para enviarle a su correo electrónico un par de tutoriales y páginas de Interner para consultar.

Al igual que mi amigo, es probable que también sientas curiosidad y ganas por aprender o, como mínimo, iniciarte en este apasionante mundo llamado “fotografía”, aunque no quieras, en principio, convertirte en lo que mi mujer llama un “friki de la fotografía”. Sin embargo, quizás no quieras inscribirte en un curso, bien por tiempo y horarios, bien por lo que cuestan, bien porque no sabes si realmente te va a gustar, o bien porque no conoces ninguna escuela o academia que te inspire confianza.

Si algunos de los grandes fotógrafos han aprendido a dominar este arte sin ir a clases, ¿por qué no vas a poder hacerlo tu mínimamente bien?

Ni mucho menos voy a presumir de blog o de fotografías, pero voy a intentar dar algunos pequeños consejos para poder “aprender desde casa”. ¡Ojo! No tienen por qué seguirse en el orden que los pongo.

  1. Hoy en día, y gracias a Internet, dar el primer paso fotográfico es más sencillo de lo que uno se imagina y, a poco que se navegue por la red, se encuentran buenos tutoriales de iniciación e, incluso, vídeos explicativos. ¿Quieres ejemplos? En cuanto a tutoriales, podéis encontrar uno sencillo pero bien desarrollado en la web de thewebfoto. Y, si queréis algo más visual, buscad en Youtube, “Curso trípode de fotografía”. Para empezar y perder el miedo, están muy bien.
  2. ¿Recuerdas que con la cámara venía un libritro, más o menos, gordo? Es el manualmanual de la cámara. ¿Lo dejaste guardado en la caja? Pues desempólvalo. Son un rollo, sí, pero te contarán al detalle cómo es la cámara que tienes en tu poder y, conocerla tan profundamente te permitirá poder exprimirla al máximo y, dar respuestas a ciertas preguntas que estés haciendo. ¿Lo has perdido? No pasa nada, Google es tu amigo.
  3. Coge, toca, usa la cámara, familiarízate con ella. Olvídate, huye, del modo automático de la cámara y de los modos de disparo prefijados. Empieza a manejar la cámara en el modo semimanual, controlando tu la velocidad o el diafragma. Por ejemplo, elige el modo con prioridad a la apertura del diafragma y observa, en la pantalla, cómo van variando los parámetros de la velocidad conforme vas abriendo o cerrando el diafragma, en estos casos, es la cámara la que calcula el resto de valores para que la fotografía esté bien expuesta de luz, de ahí lo de semimanual. Aprende, también, haciendo fotos, qué consecuencias tiene en la fotografía resultante ir variando esos valores. Cuando comprendas en qué influyen esas modificaciones, familiarízate con el otro modo semiautomático y sigue haciendo pruebas.
  4. Si, más o menos, entiendes el funcionamiento de los modos de modosDisparodisparo semimanuales, o te has empollado algún tutorial y, comprendes la relación existente entre velocidad, sensibilidad y apertura, puedes lanzarte al modo manual. En este modo, debes ser tu el que configure los parámetros de la fotografía para que ésta esté bien expuesta de luz. En estos casos, al variar un valor, el resto no lo hará automáticamente, por lo que tendrás que ser tu quién los cambie para no obtener imágenes con un exceso de luz o demasiado oscuras. Es el modo más complejo, pero también con el que más aprenderás.
  5. Es importante, y necesario, ver fotografías de otros autores, buenos o malos, conocidos o desconocidos. Todos ellos te darán visiones diferentes, te inspirarán, te abrirán nuevas vías y te surgirán nuevas dudas que necesitarás resolver.
  6. Igual que tu ves las fotografías de otras personas, muestra las tuyas y acepta sus comentarios. Aceptar las críticas puede ser muy duro y difícil, pero te permitirá ver los errores cometidos en las fotografías mostradas y, será más fácil intentar corregirlos en las siguientes tomas. Al final, no se es lo suficientemente crítico con uno mismo como para ver todos los fallos que se cometen.
  7. Aprende las reglas básicas de fotografía para conseguir fotos estéticamente interesantes, y conoce los típicos errores fotográficos de manera que puedas evitarlos de forma mecánica cada vez que vayas a hacer una fotografía.
  8. Únete a gente que también disfruta de la fotografía. De esta manera, te podrán resolver dudas, enseñar nuevas técnicas y podrás practicar mucho más.
  9. Márcate ejercicios u objetivos concretos, con los pies en el suelo, para poder avanzar fotográficamente. Piensa qué quieres conseguir y busca la solución para conseguirlo y, cuando lo tengas, a por el siguiente reto.
  10. No te deprimas si al ver fotografias ajenas, tu no consigues los mismos resultados. Analiza esas fotografías porque pueden estar hechas con elementos de los que no dispones: objetivos macros, gran angulares, trípodes, flash, … Poco a poco, deberás invertir algo de dinero en tu equipo.
  11. Practica, practica, practica. Tanto si aprendes por tu cuenta como si vas a un curso no dejes de practicar. Pero en el caso que nos concierne, has decidido aprender por tu cuenta, por lo que el “prueba y error” será uno de tus maestros. En tus inicios, no tengas miedo a disparar mucho y probando distintos enfoques, parámetros, situaciones, etc. Eso sí, luego fíjate en los resultados obtenidos y en cómo varían unas fotografías con respecto a otras, dispara para aprender, sobre todo de los errores.Semana 11 - Madrid skyline

¿Te parece complicado? No lo creas, seguro que conoces a alguien que te puede dar el primer empujón y, a partir de ahí, sólo tus ganas y tu afición le podrán poner tope.

¡Ah!, una cosa que se me olvidaba y que es muy, muy, importante: PACIENCIA. No desesperes si no obtienes los resultados el primer día, no desesperes si no consigues lo que buscas rápidamente, la fotografía necesita PACIENCIA y, al final lo conseguirás.

Anuncios