Letra Y - Y los árboles forman letrasDesde la publicación de la anterior letra hasta esta, mi vida ha dado un vuelco muy grande (y más que lo va a dar dentro de pocos días).

La empresa para la que prestaba mis servicios ha decidido prescindir de ellos, por lo que he pasado a formar parte de los no sé cuántos millones de personas que están actualmente sin trabajo.

Pero no hay que entristecerse y, mucho menos en este espacio. Dice el refranero, del que soy asiduo usuario, que “no hay mal que por bien no venga” y, si estar sin trabajo estos días no es una buena noticia, sí lo es el poder estar con mi familia de manera más cercana cuando nazca mi nuevo hijo, Mateo, dentro de un par de semanas.

Además, espero que estos días -hasta que vuelva a encontrar un oficio nuevo-, este impasse entre empresas, me sirva para estudiar cosas nuevas y practicar entre otras la fotografía, e incluso, empezar a pensar en próximo proyecto, ya que a este le quedan dos telediarios, bueno ni eso, siquiera.

Volviendo, o mejor dicho, centrando este texto a la letra que nos ocupa, no tenía nada claro qué fotografiar para la letra Y. Alguna palabra tenía apuntada en mi lista de ideas, pero ninguna de ellas me gustaba. Quizás, junto con la letra Ñ, haya sido la letra que más me haya costado plantear y la que veia más complicada de fotografiar.

Así que tomé la decisión de realizar la fotografía de la letra Z, la cual sí tenía más clara desde hace tiempo. De ese modo, no me vería con la presión de tiempo motivada por la falta de dos letras para concluir el abecedario.El caso es que, cuando ya regresaba al coche con mi letra Z en la tarjeta de memoria, e iba disfrutando de las encinas que hay en el monte de la Dehesa Boyal, observé con sorpresa en el aspecto que formaban algunas de ellas con sus troncos y sus ramas. Con un poco de imaginación podrían ser una “Y”. Hice unas pocas fotografías con la esperanza de que, con posterioridad, en el ordenador se viera o intuyera bien la letra y, cuando estaba a punto de dejar atrás la zona arbolada, me topé con la encina que corona este artículo. ¡Una “Y” casi perfecta!.

Una vez en casa, sólo faltaba revisar las imágenes y, elegir una de ellas, aunque la candidata principal estaba clara. Visionadas todas, el siguiente paso era editarla y, opté por virarla foto a blanco y negro, para darle más fuerza.

Ésta ha sido la penúltima letra del abecedario. Sólo queda una y, de ella, lo único que resta es escribir el texto que la acompañará. Parece que lo voy a conseguir.

Muchas gracias a todos y hasta la letra que viene.

Título: “Y los árboles forman letras”

Datos EXIF
ISO: 100
Apertura: f/3.8
Velocidad: 1/320
Distancia focal: 46mm

Anuncios